Revisión de videos que adscriben instintos al ser humano

Por Gil Burgos.

 

Como prometimos en el artículo, Hacia una definición del instinto, en esta ocasión analizaremos parte de la evidencia fílmica encontrada en You Tube y que, según sus creadores, “demuestra la existencia de instintos en el ser humano”.

Para cumplir nuestro objetivo, citaremos e incluiremos segmentos de los videos para analizarlos a la luz de los planteamientos esbozados en pasados artículos publicados en este Blog. Nuestra propuesta, fundamentada por una revisión documental de la más diversa índole, es que el ser humano  es un organismo carente de instintos.

Comencemos revisando los planteamientos encontrados en un documental televisivo producido por la BBC de Londres. En este se pretende sustentar el instinto humano de supervivencia mediante un experimento que muestra las reacciones de unos bebés ante un sabor extremo, veamos:

En el video, el rechazo a la comida de “mal sabor” es adscrito al instinto de supervivencia. Revisemos esta propuesta.

En primer lugar, entiendo que lo que nos presenta el experimento es un ejercicio para observar la reacción del infante humano a una experiencia gustativa “extrema”. El bebé en cuestión debe contar con alrededor de un año de vida. En este tiempo ya ha experimentado un sinnúmero de sensaciones (qualias) gustativas provistas, principalmente, por su cuidador(es). De esta manera, sí ha aprendido, aunque sin lenguaje, sabores que le causan placer y por los que ha creado un gusto. Ha aprendido, sin palabras, sólo con las sensaciones, que la experiencia gustativa le ha proporcionado y los recuerdos que de ella ha acumulado, que hay cosas que le gustan y hay cosas que no. El sabor que se le da a probar en ese experimento se sale de ese “parámetro placentero” y por ende, la respuesta es una refleja del organismo y no una instintiva. Esto es muy importante ya que el ser humano construye su realidad de manera muy diferente antes de la adquisición del lenguaje que posterior al mismo. Desde esta perspectiva, aunque el narrador plantee que “nadie le enseñó al niño a rechazar la comida de mal sabor” y nadie le explicó al bebé la diferencia entre una comida de buen sabor y una que no lo tiene, de acuerdo con nuestro análisis, si lo aprendió, no con lenguaje, pero sí con experiencias de vida acumuladas antes de este experimento.

Segundo planteamiento, en todos los casos observados en el video, los infantes parecen provenir de un país desarrollado y en ninguno de ellos podemos ver señales de malnutrición. Es decir, podríamos pensar (sin conocer la preparación de los niños anterior al experimento) que al momento del estudio no se encontraban bajo condiciones de hambre extrema.

Pensemos por un momento cual seria la reacción ante la comida “de mal sabor” si fuera la primera experiencia gustativa de un infante. En ausencia de un registro previo de sensaciones gustativas “placenteras” y siendo ese plato “de mal sabor”, según el criterio del experimentador, lo primero que prueba y que satisface su pulsión de hambre, ¿lo rechazaría?

Por otra parte, intentemos pensar cuál sería la reacción del niño que aparece en el siguiente video ante ese mismo plato de comida, ¿lo rechazaría?

Cabe aclarar en este punto que, no debemos confundir los instintos con las pulsiones. Un instinto es una pauta fija de acción genéticamente heredada e imposible de alterar. En cambio, una pulsión constituye una presión orgánica para satisfacer alguna necesidad del organismo humano.

Para rebatir los planteamientos del documental de la BBC, en los que se adscribe el instinto de supervivencia al ser humano, sólo nos bastaría con presentar un caso, de un niño, que ingiera el contenido. Según nuestra opinión, podríamos encontrar a miles de niños que cumplirían con esta condición.

El ser humano, en ausencia  de instintos, se encuentra constantemente influenciado por estas necesidades biológicas o pulsiones. La prominencia de estas pulsiones son mas observables en el infante humano que en el adulto. Esto es, con el crecimiento y la llegada del lenguaje, comienza a adicionarse una estructura cultural con la capacidad de incidir en la respuesta a estas necesidades.

Como planteamos en artículos anteriores, si el instinto de conservación existiera no habría acróbatas de circo, técnicos de rescate, bomberos ni ninguna ocupación en el que el ser humano arriesgue su vida. Mucho menos existirían los suicidas. Estos, a nuestro entender, son los mejores ejemplos de la ausencia de instintos de conservación en la especie humana. Conclusión: el video en cuestión NO demuestra la existencia del instinto humano de supervivencia.

Acerca de comunicacionintrapersonal

Mi nombre es Gil Francisco Burgos. Soy publicista con más de 20 años de experiencia. Comencé estudios en Ciencias Naturales y luego pasé a completar un bachillerato en Comunicación Pública. Actualmente poseo una Maestría en Teoría e Investigación en Comunicación de la Escuela de Comunicación, Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. En mi tesis, La Creación de Sentido en el Ser Humano y su Representación Mediante Dos Modelos Biosociales de Comunicación Intrapersonal Humana, presenté a La Academia el fruto de un estudio de diferentes disciplinas y teorías, que realicé por un periodo de más de 3 años. Para entender la creación de sentido en el ser humano, es necesario lanzar puentes entre las Ciencias Biológicas y las Humanas, dando especial énfasis en las teorías de comunicación. Estas últimas pueden arrojar luz sobre el proceso particular de creación de sentido en nuestra especie, que, al estar compuesto por ideas y pensamientos, es, evidentemente, comunicacional. Y todo esto, enmarcado en un gran hallazgo encontrado a través de nuestras investigaciones y que nos diferencia de las demás especies vivas en el planeta, nuestra ausencia de instintos, tema que desarrollo con más profundidad en mi blog personal: http://comunicacionintrapersonal.com “La verdadera cuestión es la de si los instintos son compatibles con la organización social del hombre, con su naturaleza social y con la responsabilidad de este ante sus propios actos. La respuesta es que no son compatibles.” (Revista Cubana de Psicología, 1988)
Esta entrada fue publicada en Bienvenida, La ausencia de instintos en el ser humano y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Revisión de videos que adscriben instintos al ser humano

  1. Vekoslava dijo:

    Hola a todos. Estaba navegando en el internet por diversion y encontre tu paguna. Muy buena informacion. Gracias por compartirla.

  2. ¿No tiene un grupo de facebook de esta página web? Agradecería poder seguiros!

  3. No te imaginas cuanto tiempo he estado procurado ubicar esta indicacion. Me economizaste harto empeno

  4. Pingback: URL

  5. Keep the faith, my Internet friend. You are a first-class writer and deserve to be heard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *